Gestión de equipos de trabajo virtuales

29.06.20 02:07 PM Por eloy

Algunas ideas sobre gestión de equipos de trabajo virtuales

Photo by Charles Deluvio on unsplash


Leo en una encuesta reciente de Gartner que un 74% de las empresas encuestadas piensan hacer más teletrabajo cuando termine la crisis del Coronavirus. En la misma encuesta se nos muestra que la mayoría de los encuestados prefiere trabajar de forma remota, que la posibilidad de trabajar de forma remota les hará menos proclives a cambiar de empresa e incluso que algunos empleados aceptarían reducciones de salario de entre el 5 y el 10% si tuvieran la posibilidad de trabajar desde casa.


En el sector de la traducción hace años que la mayoría de traductores prefiere el teletrabajo. Sin embargo, los gestores de proyectos solían trabajar desde la oficina pero con la pandemia del coronavirus han tenido que adaptarse rápidamente al teletrabajo. 


¿Cuáles son las dificultades de tener los gestores de proyecto trabajando de forma remota? Pues ni más ni menos que las dificultades típicas del teletrabajo: dificultad de observar el flujo de trabajo diario, diferencias horarias, problemas de confianza, malentendidos e imposibilidad de ver el lenguaje corporal.


En un informe de Gartner publicado en 2018, es decir, mucho antes del inicio de la crisis del COVID19, ya se nos daban algunas claves para tener éxito con equipos dispersos geográficamente en estas líneas: 

  • Establecer expectativas claras

  • Entender las expectativas del empleado

  • Crear un acuerdo sobre el trabajo remoto

  • Establecer líneas de comunicación claras

  • Facilitar la colaboración

  • Enfocarse en los resultados

  • Establecer objetivos efectivos


Según este informe, el gran problema de los equipos virtuales es que en la gran mayoría de casos su rendimiento es inferior al que se tendría con equipos de personas trabajando en la misma oficina. Para superar este problema se nos dan algunas ideas sobre cómo gestionar el rendimiento de los equipos virtuales remotos, como por ejemplo:

  • Establecer objetivos efectivos

  • Establecer métricas de rendimiento bien definidas

  • Obtener feedback de diferentes fuentes

  • Tener conversaciones periódicas sobre el rendimiento

  • Usar múltiples canales de comunicación correctamente


Siempre es interesante leer las teorías porque siempre sirven para pensar cómo ponerlas en la práctica. En el caso de ASSERTIO, tengo la gran satisfacción de constatar que hacemos bien algunas cosas y que el trabajo remoto no solo no ha disminuido el rendimiento de nuestros equipos sino que incluso lo ha mejorado.